FÓRMULA COMPLEJO DEPORTIVO MUNICIPAL VALDEBEBAS

Este el resumen de la fórmula que hemos propuesto en nuestra iniciativa para el desarrollo del COMPLEJO DEPORTIVO MUNICIPAL VALDEBEBAS

1.- No se trata de un derecho de superficie y sí de una instalación en régimen de concesión administrativa o GESTIÓN COMPARTIDA.

2.- El complejo deportivo es totalmente MUNICIPAL, es decir, un polideportivo municipal en toda regla, con supervisión y control en la explotación y funcionamiento por la D.G. de Deportes y/o la Junta de Distrito.

3.- El ACCESO y USO del mismo es abierto, libre y universal para TODOS los ciudadanos (no es restringido a socios).

4.- Las TARIFAS son las fijadas por la Dirección General de Deportes y el Ayuntamiento de Madrid, sin existir en nuestra propuesta y modelo de explotación tarifas o precios diferentes a estos (además, esto fue una condición que nos marcamos nosotros mismos y un requisito fijado y contrastado por los técnicos de la D.G. de Deportes antes y después de la presentación de la iniciativa). Que funcionarán las mismas modalidades de abono deporte, abonos, alquileres, cesiones,… que los fijados anualmente por el Ayuntamiento y al mismo precio que marque el consistorio = PRECIOS PÚBLICOS.

5.- VSC alquilará, pagando por ello, las instalaciones para desarrollar sus escuelas deportivas (al margen de las escuelas municipales que también existirán) y participar en las competiciones deportivas con los equipos que conforme en las distintas categorías. La ventaja de los socios será la de tener preferencia para optar a tener plaza en dichas escuelas y equipos, además de conseguir la instalación en su barrio. Esa es la vinculación del Club con el complejo deportivo municipal.

6.- La Tasa Interna de Retorno (TIR) que arroja nuestra propuesta cumple con los requisitos de la normativa de contratos públicos. El proyecto es sostenible económicamente: lejos de planteamientos abusivos y errores del pasado, no busca beneficios desproporcionados (grandes constructoras, fondos de inversión capital riesgo,…) haciendo negocio anteponiéndolo al servicio que supone un dotacional público, lo que compromete la calidad del servicio prestado, de las instalaciones y de los empleos generados y condiciones laborales asociadas. Nuestra propuesta de explotación consigue amortizar la inversión y cubrir los gastos derivados del mantenimiento y uso de la instalación (consumos energéticos, salarios, reposiciones, conservación,…). Los números salen.

El Club carece de ánimo de lucro, y disponer y poder usas una instalación como la planteada es ya en si mismo un beneficio, entendido como un servicio conseguido.

Las PYMES que participen en el proyecto junto con el Club tienen su beneficio en la generación de empleo, mantenimiento de nóminas para empleados,…

Además la participación directa de los vecinos en la gestión a través del Club supone un modelo en el que los madrileños podamos ser y formar parte directa, no sólo como usuarios.

Esto supone mayor implicación del ciudadano, relación directa con la administración pública cambiando la sensación histórica de falta de comunicación, control directo del usuario sobre las empresas para garantizar servicios de mayor calidad y condiciones laborales y salariales justas de sus trabajadores, en definitiva una participación directa de los vecinos en la gestión.

7.- La inversión para acometer la ejecución de las instalaciones proviene de socios empresariales con interés en nuestra propuesta y de financiación bancaria. Todas estas partes conocen el modelo económico y nuestra propuesta de explotación sujeta a las normas referidas y precios y comparten y validan nuestros números. Cualquiera que sea la fórmula que finalmente se adopte para licitar el proyecto, debe tener presente la necesidad de que el proyecto sea financiable bancariamente. La que proponemos nosotros, lo es.

Conoce aquí qué ganamos uniéndonos y asociándonos.

 

Facebook

Twitter